Follet 

Las piezas con la que se han realizado todos los artículos de la colección Follet provienen de materiales naturales utilizados en la reconstrucción de la catedral de Santa María en Vitoria-Gasteiz, templo gótico situado en la parte más alta de la colina sobre la que se asentó la primitiva ciudad.

No cabe duda que las historias que portan los materiales y su origen son fuente de inspiración continua para Dudley Dockers, al igual que la catedral de Santa María inspiró al escritor Ken Follett en su novela “Un mundo sin fin”, de ahí nuestro homenaje en el nombre de esta colección.

Dudley Dockers encontró en las instalaciones de una de las empresas que realizaron la reconstrucción de la catedral de Santa María gran cantidad de material utilizado para dicho proyecto, pequeños tesoros y trozos de historia que debían ser rescatados del abandono y el polvo. Nos pusimos manos a la obra para seleccionar el material reutilizable y cuidadosamente llevarlo a nuestro almacén.

El metal forjado a mano, el alabastro, la arenisca, la pizarra, las maderas, nos recuerdan su antigüedad y los años de duro trabajo y esfuerzo por recuperar la conocida popularmente como Catedral Vieja, durante la primera década de nuestro siglo.

En el año 1994 fue cerrada al público por arrastrar problemas estructurales desde su nacimiento, desde entonces ha sido objeto de un complejo e integral plan de restauración, que permite desde entonces visitas guiadas.

El público puede así participar en una idea pionera: ser testigo directo del proceso de reconstrucción de una catedral del siglo XIII, permitiendo ver in situ cómo trabajan restauradores, arqueólogos, canteros y arquitectos para devolver su esplendor a un monumento. El lema, "Abierto por obras", no puede ser más acertado y la reapertura del templo se realizó en 2014.

Es nuestro deseo que las piezas de esta colección sean consideradas como obras de belleza serena, discreta y sencilla.

Parte de las maderas utilizadas en las piezas han tenido que ser consolidadas mediante inyección, algunas reintegradas volumétrica y cromáticamente, además del tratamiento para evitar el desarrollo de los xilófagos (carcoma) y por lo tanto congelar el tiempo.

Las piedras de alabastro han sido consolidadas químicamente, manteniendo su estado lo más natural posible, recordándonos el desgaste que sufre dicha materia con el paso del tiempo y su uso.

La forja se ha limpiado química y mecánicamente con inhibidores de la corrosión, los acabados con cera microcristalina o natural realzan el pasado del metal.

Con esta colección sumérgete en las arquivoltas, los pórticos, la cripta... y disfruta o rememora el recorrido si visitaste la Catedral Vieja.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Tax
0,00 € Total

Prices are tax included

Check out